skip to main content

Centro de Servicio

Cómo hablar con sus hijos sobre el dinero

 Ver todo educación y recomendaciones

octubre 07, 2019

Cómo hablar con sus hijos sobre el dinero

Familia con un niño en camino al trabajo

En muchas familias, hablar del dinero puede ser difícil, y en algunos casos, casi un tabú. Las dificultades para hablar con sus hijos sobre el dinero podrían incluir:

  • Los padres de hijos pequeños con frecuencia pueden decirle que no a un hijo que pide que le compren algo, pero el niño no entiende el costo del artículo en relación con las finanzas de la familia.
  • Los padres de adolescentes podrían estar diciéndoles constantemente que no les darán dinero para gastar en una "extravagancia".

Estas son algunas ideas que pueden ayudar a su hijo a empezar el camino de ser adulto responsable financieramente:

Hijos pequeños

Nunca es demasiado pronto para empezar a ayudar a su hijo a desarrollar un respeto saludable por el dinero y algunos hábitos financieros buenos. La práctica de usar una mesada puede valer la pena si hace lo correcto. Si su objetivo es enseñar los fundamentos, considere lo siguiente:

  • Establezca una mesada semanal de acuerdo con la edad: un niño de cinco años recibe $5.00.
  • Relacione la mesada con algunas tareas obligatorias: poner la mesa para la cena.
  • Divida la mesada en tres categorías de gasto: 1/3 para gastar de inmediato, 1/3 ahorrado para alguna compra específica a corto plazo (como un juguete pequeño nuevo) y 1/3 para un objetivo a plazo más largo (como un juguete nuevo importante). 

Adolescentes

A menudo este es el período más difícil para que los hijos se ocupen de los asuntos financieros. La presión de los compañeros, el deseo de tener lo que tienen los amigos y la creciente comprensión de que no pueden tener ni hacer todo lo que quieren puede agregar tensión a cualquier conversación sobre finanzas. También es el momento en que los hijos empiezan a entender más de los asuntos financieros involucrados y es cuando se forman los hábitos financieros.

El enfoque de la mesada se vuelve más complicado en los años adolescentes a medida que aumentan los costos de los artículos que quieren y que hacen más cosas que cuestan dinero. Ese es el momento que podría servir para hablar sobre un empleo que los ayude a poderse comprar las cosas que quieren. Los empleos de verano y después de la escuela son una manera ideal para que los adultos jóvenes aprendan que el dinero se gana y que no es algo que mamá o papá proveerán siempre. Un empleo también puede enseñar a los niños sobre la responsabilidad ya que el empleador dependerá de que ellos se presenten y sean puntuales. Si no se puede un empleo externo, considere pagarles una tarifa por hora para hacer más tareas domésticas e insista en que las consideren como un empleo.

Ayudar al hijo a establecer una cuenta de cheques, o hasta preparar su propia declaración de impuestos, servirá mucho para ayudarlos a entender que el dinero es un asunto serio y que algún día tendrán que ser autosuficientes y tomar sus propias decisiones financieras. Si abren una cuenta de cheques, asegúrese de enseñarles cómo funciona y que cada mes deben conciliar la cuenta. 

Mantenga la conversación abierta

Esté dispuesto a hablar con sus hijos sobre las finanzas. Los niños son naturalmente curiosos sobre lo que miran hacer a sus padres y usted puede convertir esa curiosidad en oportunidades de aprendizaje. Sin duda las conversaciones deben ser adecuadas a la edad, pero cuando su hijo lo mira escribiendo cheques es un momento ideal para empezar a hablar sobre la importancia de pagar las facturas y equilibrar el presupuesto. Una pregunta sobre lo que significa cuando en el noticiero de la televisión se reporta lo que ocurrió en el mercado de acciones puede llevar a una conversación más seria sobre el dinero y los objetivos financieros a largo plazo. Y una conversación sobre elegir la universidad puede ser una experiencia reveladora cuando su hijo se entere de lo que cuesta.

Aproveche estas oportunidades así, cuando llegue el momento en que los hijos estén listos para irse de casa, tendrán una base para prepararse mejor para su futuro financiero.

VER ARTÍCULOS SIMILARES
Familia con un niño en camino al trabajo Octubre

¿Qué funciona para usted en la nueva era de la banca móvil?

VER  Vistas 177
Familia con un niño en camino al trabajo Octubre

Evitar el fraude de transacciones electrónicas no tiene que ser una acción arriesgada

VER  Vistas 145
Familia con un niño en camino al trabajo Octubre

La nueva estafa: el riesgo del correo electrónico comercial

VER  Vistas 144

JOIN THE CONVERSATION