skip to main content

Centro de Servicio

A donde fueres

 Ver todo educación y recomendaciones

febrero 23, 2015

A donde fueres: 3 pasos para lograr una hazaña descomunal

Administrar los ahorros para lograr una hazaña descomunal

El Coliseo de Roma tendrá un cambio de imagen unos 2,000 años después de su construcción.  O sea que empezó un proyecto de restauración.

Se espera que tome muchos años y se necesitarán docenas de trabajadores. La delicada estructura que se está desmoronando, más grande que algunos campos de futbol, se limpiará a mano pulgada por pulgada, algunas veces con cepillos de dientes. Creería que la mayoría de las personas se darían por vencidas, dejarían que se desmoronara. Pero es importante para alguien. Él sabía que tomaría tiempo, necesitaría apoyo y los recursos para lograrlo. Así que si esta gran tarea se puede terminar, ¡seguramente usted puede lograr su objetivo!

Ha pasado varias veces: usted decide que a partir del primero de enero, usted va a hacer una renovación completa. Adelgazar, pagar todas las facturas, pasar más tiempo con la familia. Sea lo que sea, se puede lograr, pero parece que la mayoría de las personas se obsesionan con el resultado final y no con lo que se necesita para alcanzarlo. Quieren resultados instantáneos que perduren. Pero para lograr los objetivos se necesita trabajo.

Estos son tres pasos que pueden ayudarlo a superar lo que sea que le está impidiendo hacer el cambio.

1) Pasos pequeños: Empiece con tareas pequeñas para completar el objetivo. Póngase recordatorios, escríbase notas. Dígase "esto tomará tiempo". No se desanime si se tarda más de lo que creyó inicialmente.

Suponemos que cuando se tomó la decisión de restaurar el Coliseo, el grupo de restauración se asignó un margen de varios meses o años en el caso de que el proyecto se tarde más de lo esperado.

La clave es continuar, lento y constante. No haga más de lo que puede. Si quiere pasar más tiempo con su familia, empiece una actividad juntos una vez por semana. Si eso es demasiado, hágalo que sea una vez al mes. Usted se dará cuenta de que entre menos presión se ponga, más emocionado estará para lograrlo.

2) Se necesita mucho apoyo: Es difícil cambiar los hábitos. Especialmente los que lo dejan sentarse en el sofá viendo un maratón de Breaking Bad. Eso no quiere decir que usted no puede mejorarse ni modificar su comportamiento. Si se le dificulta lograr su objetivo o mantenerse enfocado, pídale a alguien que lo anime. Ayuda aun si solo tiene un animador solitario de su lado.

Si quiere pagar lo que debe, dele su tarjeta de crédito a alguien en que confía para que no pueda usarla. Si quiere ponerse en forma, pídale a un amigo que vaya con usted al gimnasio. ¡Los trabajadores del Coliseo se deben sentir muy bien de poder decir que ayudaron a restaurar un monumento histórico! De manera similar, apostamos que no aguanta las ganas de presumir cuando finalmente pague lo que debe en la tarjeta de crédito y ver cómo empiezan a crecer sus ahorros, o agradecer a sus amigos y su familia por ayudarlo a no desviarse del camino para lograr sus objetivos.

3) Crea que puede: Tiene que mantenerse enfocado. No se desanime si falla de vez en cuando, pero si no está resuelto a lograrlo, no lo hará. Está bien si no logra hacer todo al mismo tiempo. Solo no se dé por vencido. El equipo que está limpiando el Coliseo se debe desanimar a veces pensando que tardará para siempre estar limpiando a mano un estadio enorme. Pero se detienen un momento, se recuerdan a sí mismos por qué lo están haciendo y continúan la marcha. Se dan cuenta de que no se logrará mágicamente.

Si una forma en particular no funciona, otra sí. ¿Recuerda el cuento de la tortuga y la liebre?  Bien, cuando está tratando de abordar algunos objetivos, es muy fácil sentirse como la tortuga, caminando laboriosamente mientras las liebres en su vida pasan zumbando a su lado.  Y eso está bien.  Vaya a su propio ritmo, siga su propio camino, vaya resolviendo poco a poco, a su manera, lo que necesita para lograr sus objetivos. No importa el ritmo en que se mueva. Lo único que importa es que no se quede sin hacer algo. Además, rodéese de un excelente equipo de apoyo que crea en usted.

Así que no lo olvide: tómelo con calma, busque a un compañero de responsabilidad o apoyo y confíe en usted. Cada vez que alguien le diga que no puede hacer algo, dígale "ya verás". Tome la actitud de que usted puede y lo logrará. Siga esos pasos y estará encaminado. Roma no se construyó en un día. Tampoco usted.

VER ARTÍCULOS SIMILARES
Administrar los ahorros para lograr una hazaña descomunal Febrero

Evaluar a sus empleados

VER  Vistas 1027
Administrar los ahorros para lograr una hazaña descomunal Febrero

5 consejos para asesinar el contenido de su empresa

VER  Vistas 980
Administrar los ahorros para lograr una hazaña descomunal Febrero

Por qué vale la pena evaluar su proceso de pago

VER  Vistas 962

JOIN THE CONVERSATION