skip to main content

Centro de Servicio

Voces de los miembros: Mary Repke

 Ver todo educación y recomendaciones

mayo 18, 2015

Voces de los miembros: Mary Repke

Cuenta de ahorros empresarial - Cuenta empresarial de ahorro

Seguimos con “Voces de los miembros”, una serie en donde miembros de nuestro foro de Administración de Dinero en LinkedIn pueden compartir sus historias, con Mary Repke de Annin Flagmakers.

6 consejos para comenzar su propio negocio

Comenzar su propio negocio es una oportunidad muy empoderadora y por lo general se apoya en el sólido cimiento de la gran cantidad de años que lleve en el negocio y su formación profesional. Al igual que con cualquier proyecto empresarial, hay varias consideraciones a tomar en cuenta al momento de tomar la decisión, y usted debe hacer su diligencia debida.  Estos 6 consejos se basan en mi experiencia personal y lo ayudarán en el camino. 

1.  Sea honesto con usted mismo

Al inicio, cuando se decida a comenzar su propio negocio, debe tener una plática honesta con usted mismo. Piense en qué es importante en su vida, tanto profesional como personalmente, e integre esos factores a su modelo de negocio.

Yo tengo sólidos antecedentes corporativos con compañías que son líderes en su categoría. En cada puesto, participé en el desarrollo de productos, ventas y mercadeo. Mis obligaciones normalmente exigían viajar mucho y, como la mayoría de las ejecutivas de negocios, me sentía frustrada con la regla de las aerolíneas sobre llevar “1 maleta”.  ¿Cómo se suponía que iba a llevar mi cartera y mi laptop en el avión?

¡Sentía la urgente necesidad de crear una mejor bolsa ejecutiva para mujeres! Me imaginé que si yo tenía esa necesidad, entonces todas las demás ejecutivas deben tenerla. Como experta en mercadeo, sabía que solo así esta sería una premisa sin mayores fundamentos para comenzar un negocio. Así que cada vez que viajaba, hacía trabajo de investigación: les preguntaba a las ejecutivas qué necesitaban y querían en una bolsa ejecutiva.

Sabía que mi formación me permitía tener las competencias para manejar cada aspecto de la creación de un producto y su lanzamiento al mercado. Sin embargo, también sabía que no tenía la formación de un director financiero. Y estaba a punto de entrar a una categoría en la que no tenía ninguna experiencia: la única que tenía era la de consumidora.

Fui honesta conmigo misma y claramente identifiqué mis fortalezas y mis debilidades. Sabía que podía trabajar realmente en mis fortalezas y decidí contratar a expertos para tratar mis debilidades.  ¡Estaba lista!

2.  Cree un plan de negocios

Defina, en términos muy precisos, qué es lo que quiere hacer y, después, decida si puede vivir financieramente de ello. Necesita crear un modelo de flujo de caja.

Siempre solía tomar riesgos en mi carrera, de modo que tomar este riesgo no me parecía tan abrumador.  Sin embargo, no iba a dar un voto de confianza sin hacer las investigaciones necesarias y las necesidades iniciales de desarrollo para determinar la viabilidad de mi concepto empresarial. 

Esto significaba que comenzar mi negocio se convirtió en mi segundo trabajo y durante un período de dos años comencé a trabajar por las noches y los fines de semana en mi plan de negocios, mi investigación de mercado y el diseño de mi producto.  Tomaba días de vacaciones o agregaba un día a un viaje de negocios cuando necesitaba asistir a alguna feria comercial, reunirme con proveedores y asesores o completar otro tipo de comprobaciones con la debida diligencia para generar una prueba de concepto.  

Si su idea empresarial es más un negocio de prestación de servicios, debería usar este mismo enfoque, pero en lugar de dar vida a un producto terminado, estaría creando su lista inicial de clientes, de modo que pueda reemplazar sus necesidades de ingresos mensuales. 

3.  Tiempo para responder las “grandes preguntas”.

Hacer esto cuando todavía tiene su trabajo del día le demostrará cuán apasionado está sobre su negocio y si realmente tiene lo que se requiere para trabajar por cuenta propia. 

Ahora vienen las decisiones difíciles. ¿Debo dejar mi empleo y lanzar mi negocio o debo tomármelo con un enfoque lento y constante? Estas son las grandes preguntas que solo usted puede responder y esto depende realmente de su estímulo hacia el riesgo y de su respaldo financiero.

4.  Vuelva a evaluar su modelo de negocios

Opté por hacer el acto de fe después de tres años de haber validado mi producto, mi mercado y mi capacidad de llevar un negocio. Mi línea tuvo rápido éxito hasta que sucedió lo desconocido y lo inesperado en 2008: la recesión. Este pequeño evento alteró todos los factores de mi modelo de negocios, desde los consumidores y clientes hasta el financiamiento

5.  Reinvierta en su negocio.

Como solían decir las abuelas, ahorren siempre para los días difíciles. A medida que despega su negocio y necesita reinvertir en él, una de esas inversiones debe ser la cuenta empresarial de ahorro para sacarlo de apuros. Mientras seguía haciendo crecer mi negocio y cambiaba un poco el curso, volví a evaluar mi premisa original de cuando inicié mi negocio.

6.  Sea flexible.

Decidí usar mi experiencia profesional con mercadeo y comercio electrónico y hacer algún trabajo de consultoría para complementar mis ingresos. Dedicaba de uno a dos días a la semana y algunos fines de semana, según fuera necesario, para mi trabajo de consultoría y pude enfocarme en mi negocio tres días a la semana. Fue un tiempo desgastante, pero me apasionaba lo que estaba haciendo. 

Algunos años después de dedicarme a esto, decidí que podía equilibrar ambos trabajos y una de mis iniciativas de consultoría resultó en una oferta para trabajar de nuevo de tiempo completo en una empresa. Fue un regalo que acepté con gusto. Actualmente soy vicepresidenta ejecutiva de ventas y mercadeo de una gran empresa y todavía manejo mi propio negocio, Coakley Business Class, con la ayuda de algunos recursos virtuales talentosos.

La recompensa

Seamos honestos: ser reconocidos por algo es placentero. Las personas pueden comenzar a referirlo como el conocedor de mercadeo, el experto en ventas minoristas o el gurú de software. Lo que sea en lo que se le reconozca, es agradable crear esa marca y ganarse ese reconocimiento. Aunque soy la fundadora y directora general de Coakley Business Class, me conocen como “la dama de las bolsas ejecutivas”. ¡Y se siente bien!

VER ARTÍCULOS SIMILARES
Cuenta de ahorros empresarial - Cuenta empresarial de ahorro Mayo

Noticias destacadas de clientes: FloorFolio

VER  Vistas 177
Cuenta de ahorros empresarial - Cuenta empresarial de ahorro Mayo

Consejos financieros para los recién graduados que entran a la fuerza laboral

VER  Vistas 151
Cuenta de ahorros empresarial - Cuenta empresarial de ahorro Mayo

4 consejos para manejar las finanzas después de graduarse de la universidad

VER  Vistas 177

JOIN THE CONVERSATION