skip to main content

Centro de Servicio

La guía de Artful Dodger para el fraude con tarjeta de crédito

 Ver todo educación y recomendaciones

mayo 30, 2014

La guía de Artful Dodger para el fraude con tarjeta de crédito

Proteja su negocio contra el robo de identidad

¿Fraude con tarjeta de crédito? Ese es un problema del consumidor, no de la pequeña empresa, ¿cierto? No.

El fraude con tarjeta de crédito afecta a todos. Y probablemente nunca se le ocurrió siquiera preocuparse por eso. Pero tenga esto en cuenta:

Los pagos con tarjetas de débito y de crédito fraudulentas les costaron a las empresas de EE. UU. $4.87 mil millones en 2012

No es ninguna cifra pequeña y no se puede dar el lujo de ignorar esta amenaza.

Pero con el cada vez mayor volumen de transacciones que no exigen la presentación de tarjeta (card-not-present, CNP) (en línea, pedidos por correo postal, llamada y centros de servicio) y la cada vez mayor frecuencia y sofisticación de los ataques de hackers, ¿cómo se asegura de que no le suceda un fraude?     

Le preguntamos a un carterista de muy baja estatura que diera su opinión. Es posible que las tarjetas de crédito no hayan existido cuando el Artful Dodger, el más ingenioso de los chicos de Fagin, maquinaba sus estafas, pero sigue teniendo algunas lecciones que enseñarnos, en la jerga que usan los ladrones. Pero primero es posible que tuviéramos que “sacarles brillo a las pezuñas”. En lenguaje de la calle, eso significa lustrarle las botas.

Los trucos del oficio 

El fraude con tarjeta de crédito ocurre cuando un ladrón compra bienes o servicios con una tarjeta fraudulenta. Si usted sin darse cuenta acepta estos pagos, puede perder el costo de los bienes. Además, es posible que deba pagar cargos de reversión al titular legítimo de la tarjeta.

Los estafadores son furtivos y traicioneros, y usan una técnica con la que Artful Dodger está más que familiarizado: el arte de desviar la atención. Pero él nos asegura que todo estafador, sin importar qué tan bueno sea, deja un rastro. No sea tan obvio como el pobre señor Brownlow con su pañuelo arrebatado. En lugar de ello, esté atento a estos malvados sospechosos:

Grandes compradores: los pedidos grandes o costosos son un indicador de alto riesgo. Los estafadores tratan de sacar ganancia al vender el inventario de su negocio antes de que la compañía de tarjetas de crédito pueda detectar la estafa.

Compradores de vitrina: los compradores que le prometen hacer grandes pedidos, pero que después solo piden una lista detallada de productos por lo general no son honestos.

Correcaminos: los pedidos urgentes pueden ser indicativo de algo que no está bien. Como sucede con los carteristas más ágiles, los estafadores con tarjeta de crédito tratan de hacer su trabajo sucio lo más rápido posible.

Compradores internacionales: no todos al otro lado del charco son personajes sospechosos, desde luego, pero los pedidos internacionales no necesitan un escrutinio tan cuidadoso, porque los bandidos saben que el fraude internacional puede demorar varias semanas en detectarse.

Labios abrochados: Los compradores que le dan información inexacta o absolutamente ninguna información por lo general esconden algo.

A lo Jason Bourne: si un comprador tiene un caso de confusión de identidad (dirección de facturación que no coincide con la dirección en el expediente o direcciones distintas de envío y de facturación, especialmente una dirección de facturación en EE. UU. y otra dirección de envío al exterior), posiblemente tenga un problema en sus manos.

Aficionados a las devoluciones al remitente y a las reversiones de cargos: tenga cuidado con los clientes que pagan con tarjeta de crédito y piden un reembolso pagadero con orden de pago o transferencia bancaria, y cuídese de los clientes que afirman no haber recibido nunca el producto e insisten en una reversión del cargo.

Policías para casos de fraude

Al final de Oliver Twist, los chicos buenos han puesto todo una vez más en su lugar: Bill Sikes y Fagin mueren en la horca, Artful Dodger es atrapado por los policías y arrestado por robo, y Oliver vive felizmente para siempre con el señor Brownlow y los Maylie.

Sabemos que el cuento de Oliver suena demasiado bueno para ser verdad, pero cuando se trata de fraudes con tarjeta de crédito, puede atrapar a los bandidos en el acto. Emplear estos métodos puede ser útil:

Fraude en persona

  • Revise la banda magnética al reverso de la tarjeta.
  • Asegúrese de que la tarjeta no haya vencido.
  • Compare la firma del comprobante con la firma de la tarjeta.
  • No acepte tarjetas que no estén firmadas. 

Fraude sin tarjeta presente

  • Implemente la verificación de dirección (AVS) y la verificación de código de tarjeta (CCV).
  • Pida información completa del titular de la tarjeta: nombre, dirección, código postal y teléfono antes de hacer el envío.
  • Instale un servicio de detección de fraudes (por lo general, lo ofrece su procesador de tarjeta de crédito) que bloquee las transacciones sospechosas con base en factores predeterminados.
  • Llame al teléfono que se indica en el expediente: los estafadores nunca dejan un teléfono real.

Fraude con sistema punto de venta (POS)

Es sumamente frecuente que el fraude con POS describa el robo de información de tarjeta de crédito de los clientes directamente desde su sistema POS. Las pequeñas empresas son particularmente susceptibles a la técnica “pega y arrebata”, una combinación de suposiciones de contraseñas con algoritmos y de ataques de malware. Con el fin de proteger los datos de sus clientes, es crucial que modernice o reemplace su sistema. Asegúrese de que su sistema POS:

  • Cumpla con PCI. Es el requisito de seguridad estándar para aceptar tarjetas de crédito y de débito.
  • Sea compatible con EMV. Esta nueva tecnología usa microchips integrados para proteger contra tarjetas falsificadas.
  • Esté integrado con la nube. La nube es más conveniente, segura y les da a los negocios datos de respaldo en caso de crisis.

Algo de ayuda de sus amigos.

Es esencial para las pequeñas empresas apoyarse en un asesor financiero de confianza que las ayude a identificar, prevenir y mitigar el riesgo de fraude con tarjeta de crédito. Las instituciones financieras con experiencia, como Provident Bank, pueden darle las soluciones correctas para proteger a su negocio a largo plazo.

*Esta es la segunda entrega de "Salvaguardar su empresa", una serie que lo forma sobre cómo dejar de defenderse de las amenazas comerciales externas. Lo ayudará a ponerse en una posición ofensiva, donde puede comenzar a pensar estratégicamente sobre su negocio. Si se perdió el primer artículo, puede encontrarlo aquí.

VER ARTÍCULOS SIMILARES
Proteja su negocio contra el robo de identidad Mayo

Noticias destacadas de clientes: FloorFolio

VER  Vistas 200
Proteja su negocio contra el robo de identidad Mayo

Consejos financieros para los recién graduados que entran a la fuerza laboral

VER  Vistas 171
Proteja su negocio contra el robo de identidad Mayo

4 consejos para manejar las finanzas después de graduarse de la universidad

VER  Vistas 196

JOIN THE CONVERSATION